Las tias mas putas de internet en videos porno

Siempre me habían resultado llamativas las chicas con el culo gordo y el pasado sábado me encontré con esta zorra que andaba dando vueltas por el parking del centro comercial. Supuestamente estaba esperando a unos amigos con los que había quedado a comer pero a día de hoy sigo pensando que es una prostituta que estaba buscando servicios. El caso es que, ni corto ni perezoso me dirigí a ella ofreciéndole ir a mi casa y rápidamente y sin pestañear asintió. Al llegar a casa la dejé sola un instante en el salón y al volver me la encontré jugueteando con su saliva. En ese momento pensé para mis adentros: “si hace esto con la saliva, ¿qué no hará con una polla?”. Raudo me dispuse a comprobarlo y en efecto, era la tía más guarra con la que jamás me había acostado. Aquí os dejo la muestra.